lunes, 13 de noviembre de 2017


O sea, detienen a un tipo que se encuentran por la calle y cuya única culpa es tener la piel mestiza, un tipo que en muchos casos lleva más de diez o quince años viviendo en Madrid y, como no tiene papeles, lo meten en un CIEs o lo repatrían inmediatamente en un avión. ¡Solo porque no tiene papeles! ¡Una falta administrativa convertida en cárcel! Esto ocurre todos los días, lo sabe todo el mundo, va contra el espíritu y la letra de la sagrada Constitución, ¿y cuál es la respuesta de la ciudadanía? Ninguna. No hay ninguna respuesta porque la ciudadanía es aún más racista que sus gobernantes. Este es el lugar donde vivo; esta es la gente con la que me cruzo todos los días por la calle; esto es Madrid; esto España; esto Europa.